Radio japannext

jueves, 3 de agosto de 2017

RICARDO MARTINEZ VS EIJI DATE. PELEAS LEGENDARIAS DEL ANIME. HAJIME NO IPPO.





Hajime no Ippo prácticamente lleva 3 décadas publicándose, y aunque tal como lo indica su nombre, el protagonista indiscutible de la serie es Ippo Makunouchi, sus compañeros, rivales, superiores, tienen también grandes y dramáticas aventuras en la serie, siendo las mas notorias las del coprotagonico Takamura.

Sin embargo, hay una pelea con un trasfondo que la convierte en una de las mas dramáticas, que te logra meter en los sentimientos del personaje, que te puede infartar del drama al verla por primera vez, y que para mi, hasta ahora es la mejor pelea de la historia de este manga:  el mexicano Ricardo Martínez contra el campeón  japonés  que le propino su primer derrota a Ippo, Eiji Date.



Eiji Date es un peleador veterano peso pluma campeón de Japón, aunque en su juventud ya había salido a pelear buscando el titulo mundial, sin embargo seria frenado por  un joven que se convertiría en una leyenda del Boxeo mundial posteriormente. Estando en México, Date lo enfrenta cuando es joven y una promesa, pero es noqueado apenas en el segundo round.

Preocupado por que su esposa estaba embarazada y siempre fue delicada de salud, regresa rápido a Japon, solo para enterarse que esta  se enfermo, y en consecuencia perdió el bebe.  Date se retiraría del Boxeo, y empezaría a trabajar con la familia de su esposa, llevando una  vida tranquila, aburrida y vacía. Pero la salud de su esposa mejora, y logran tener un hijo. Un día Date quiere tirar todos sus recuerdos y trofeos de Boxeo, a lo que su esposa le dice que son importantes para ella también, pero Date dice que ya no son necesarios con la buena vida que llevan.

Pero su esposa le dice la verdad: desde que volvió de México, ya no es el mismo. Se perdió su confianza en si mismo, que es lo que ella amaba de el.  Ella le pide a Date que vuelva a ser el mismo. Y en una decisión arriesgada, Date decide volver después de 3 años del retiro al Boxeo, dejando su trabajo estable. Sin problemas se vuelve el  campeón japonés de nuevo, y durante 2 años es un campeón solido y sostenido, sin retos en Japón, hasta que aparece Ippo.





Ippo y Date se enfrentan en una lucha pareja, pero la mayor determinación y técnica de Date lo saca adelante y lo lleva a la victoria. Sin mas retos en el país del sol naciente, Date va de nuevo por el titulo Mundial, contra aquel que lo derroto en su juventud, el mexicano Ricardo Martínez, que se ha convertido en un campeón legendario gracias a estar invicto y su increíble cantidad de nocauts.

Date se prepara con confianza, mejorando para el mayor reto de su vida, y reta a Ippo a que lo persiga cuando el veterano obtenga el titulo mundial. Y con todo este trasfondo, la pelea tiene una carga emocional, enorme. Date siente que quien le quito gran parte de su vida es Martínez, y que el gran reto de Ippo le devolvió mucho de lo que había perdido.

La pelea inicia pareja con gran técnica,  pero la pegada de Martínez se empieza a imponer, aun así la lucha es relativamente a la par.  Hasta que Martínez saca su agresividad y Date es severamente castigado una y otra vez, pero gracias a que se acostumbro a puños tan potentes con Ippo, resiste pese al daño que cada vez es más.

Date recibe fracturas en las costillas, pero sigue combatiendo con todo, por su esposa, por su hijo y por el que nunca nació. Ve a Ricardo como un demonio que le quito todo, y a Ippo como un dios que le devolvió mucho gracias a que lo llevo a esforzarse al Máximo. Date trata de usar su mejor golpe, el rompecorazones, pero la defensa de Ricardo le hace lesionarse el puño derecho y empiece a ser castigado aun mas severamente. La quijada de Date se rompe en pedazos, y cada vez mas tras cada golpe, al igual que su muñeca derecha.

El publico pese al infierno que debe estar viviendo Date lo apoya, sobre todo por su valentía. Gritos ensordecedores de todos en medio de una música de batalla te hace emocionarte hasta los huesos. El aliento de su esposa hace que Date siga peleando, y ahí va el valiente veterano, luchando solo con un brazo sano, pero usando igualmente su derecha destrozada, hasta que de nuevo intenta el rompecorazones, y conecta, pero la lesión de esa mano, impide que su mejor técnica  que paraliza a su rival funcione, falla su izquierda que había lanzado con toda su fuerza, y Ricardo contragolpea a Date, dejándolo medio muerto en la lona.

Date sobrevive y se recupera, pero después de dar lo mejor de si, se retira del Boxeo, no  sin antes ceder la antorcha para el japonés que representara al país en el peso pluma, su amigo y joven rival, Ippo Makunouchi.

No has visto Hajime No Ippo? Que esperas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario